Tras una larga temporada muy intensa, al fín llegó la Final del Campeonato Provincial de Minibasket Femenino en Málaga, a la cancha del C.B. Marbella, a la sazón primer clasificado de la Liga y beneficiario del factor cancha.

Llegó con un regusto amargo, y tenso, inhabitual en encuentros de esta categoría, uniéndose a la tensión propia de una final muy competida a la que llegaban los dos equipos mas potentes del campeonato, una serie de sinsabores y circunstancias amargas que han venido sucediéndose a lo largo de la última fase del mismo: Partidos invalidados, a puerta cerrada, errores en los tanteos, y hasta victorias por incomparecencia.

Sin embargo, todo esto quedó en un segundo plano cuando se dio inicio al partido.

Ambos equipos sacaron desde un principio sus armas mas potentes, buscando resolver el partido por la vía rápida, o al menos obtener una renta sustancial que les permitiera desequilibrar al contrincante y rematar la faena a lo largo del encuentro.

Empiezan desplegando defensas intensas y ataques elaborados, que buscan romperlas. Las jugadoras le echan todos los arrestos que tienen a cada balón desde el primer minuto. Los primeros puntos los obtienen las de Los Guindos, tras un robo de balón, y comienza a moverse el marcador.

Termina el primer tiempo con un tanteo muy bajo, que demuestra la presión defensiva que desplegaron ambos equipos: 4 a 8, a favor de las capitalinas.

El segundo tiempo se desarrolla en la misma línea que el primero, y ningun equipo logra desbloquear el aro contrario para atacarlo con facilidad, aunque las de Guindos, con algo mas de acierto, logran doblar la escasa ventaja que traían del primer tiempo. Así pues, termina este segundo tiempo 7 a 15, 8 puntos arriba, ¡tras 16 minutos de juego!.

En el tercer tiempo, Marbella logra superar la defensa de EBG y comienza una tímida remontada; sin embargo, esta no cuaja mas allá de unos minutos, y se llega al descanso con un resultado en la línea de los dos anteriores, C.B. Marbella 12- EBG Málaga Fontvella 21.

A la vuelta del descanso, el marcador se mantiene intacto durante minutos, hasta que finalmente las de Guindos pueden romper la defensa contraria gracias a lanzamientos desde la línea de tiros libres.

Termina el tiempo con un parcial a favor de las malagueñas de 13 a 2, y un tanteo total de 14 a 34: Una ventaja totalmente insuficiente, como se demostraría en el quinto tiempo.

En el quinto tiempo, como decía, la tónica del partido cambia totalmente: Ambos equipos son grandes anotadores, y en este periodo las defensas caen y los marcadores comienzan a fluir.

Con un parcial de 15 a 14, C.B. Marbella demuestra que no está dispuesto a dar por perdido el encuentro, y las de Los Guindos acreditan que no han llegado hasta allí por falta de méritos.

Comienza el último tiempo con un tanteo de 29 a 48 para las visitantes, 19 puntos arriba pero con un partido todavía abierto por la calidad de las contendientes.

Es el momento de máxima tensión en la pista, los nervios ya hacen mella en jugadoras y banquillos, y la presión, si es posible, se triplica: Se saca punta a cualquier error del contrario y ninguna jugadora da un balón por perdido.

Este fue el único tiempo en el que las marbellíes recortaron sustancialmente distancia, con un tanteo de 15 a 8, meritorio pero insuficiente para obtener la victoria: En este espléndido encuentro fue para el equipo de Pablo Rueda por 44 a 56, un estupendo resultado con vistas a rematar la final en su vuelta a Los Guindos cinco días después.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *