post

No es mi nivel de inglés algo como para alardear, pero por fortuna (y gracias al tesón de mis padres 😉 ) si que es suficiente para abordar determinadas tareas. Entre ellas, la de leer determinados blogs y obras de referencia en los ámbitos de la web y el social media y, como es el caso que ahora os traigo, la Curación de Contenidos.

Por supuesto, no es mi propósito “adueñarme” de este Contenido, mas bien al contrario: soy un ferviente defensor de los aspectos éticos de la Content Curation (abiertamente confieso que practico el Método de las 4S’s de Guallar y Leiva) y justamente por ello creo que es de sobras interesante y relevante este artículo de Guillaume Decugis, CEO y co-fundador de Scoop.it, en mi opinión posiblemente la mejor herramienta de la que disfrutamos actualmente para la Curación de Contenidos online como para justificar que aborde la tarea de realizar una traducción libre de la primera parte, lo mas ajustada posible al sentido del texto original, aunque admito que con alguna opinión y/u opinión intercalada.

El texto traducido es este:

¿Es la curación de Contenidos ética? ¿o acaso legal?

Un vistazo rápido a la Historia nos muestra que los artistas y científicos nunca crearon sumergidos en el vacío sino que siempre han partido de obras y trabajos anteriores para desarrollar los propios. Mas cerca aún de nosotros, hay multitud de sitios web que han adoptado la curación de contenidos como una alternativa o complemento para el Contenido que producen. El Huffington Post, sin ir mas lejos, es un ejemplo muy conocido, pero hay otros como Upworthy, BuzzFeed, …

Por supuesto, esta respuesta no satisfará a tu departamento legal y ni siquiera a tu necesidad de obtener una respuesta mas pragmática. Pero, como llevamos en esto muchos años y, mas importante aún, hemos visto a millones de usuarios publicar mas de 100 millones de contenidos diferentes, creemos que  no solo podemos darte una respuesta a las razones por las que la Curación de Contenidos es ética, sino que también podemos respaldarlas con datos.

¿Que es la Curación de Contenidos desde un punto de vista ético?

Las leyes del Copyright en muchos países (incluyendo los Estados Unidos, la Unión Europea y por supuesto a España): siempre hay excepciones a las leyes de Copyright que permiten la Curación de Contenidos. Por supuesto, como siempre en el ámbito legal, una cosa es lo que la ley dicta y otra la interpretación que se le de. Pero el Fair Use (cosas de los yankees) y el Derecho a Cita (que si nos suena mas) son derechos fundamentales que siempre han estado ahí y que han permitido la Curación de Contenidos desde mucho antes de la existencia de Internet. Es lo que ha permitido desde siempre a un periódico citar o referirse a otro, realizar una crítica o alusión a una película o un libro, etc …

Volveremos al aspecto legal, pero mas allá de la base legal, podemos preguntarnos quien gana con la Curación de Contenidos.

  • Los curadores de contenidos obtienen visibilidad con la curación de contenidos ética.

Si estás leyendo esto, probablemente estés convencido de ello. Si no, observa los datos: los usuarios de Scoop.it (y por ende de otros sistemas de Curación de Contenidos) han llevado millones de visitas a sus “Topic” de Scoop.it profesionales o empresariales. Esto, unido a los usuarios “Pro” que han integrado el contenido curado en sus páginas web, mejorando con ello su SEO, su tráfico y sus leads.

Los curadores de contenido ganan visibilidad porque la Curación de Contenidos les provee de un contenido valioso para su audiencia. Cuando aplican esta técnica en sus áreas de “expertise”, el proceso les permite generar contenido semi-propio de manera mas rápida que si tuvieran que hacerlo desde cero.

  • Los seguidores de los curadores de contenido ganan gracias a la Curación de Contenidos ética.

Los seguidores de los curadores de contenidos ganan en tiempo también: reciben novedades y actualizaciones de los mejores contenidos de cada tema. A esto se le añade el valor de la contextualización y el punto de vista aportado por los curadores, pero también pueden equilibrar éstos con el Contenido original, lo que les provee de una mezcla mas creíble.

Parte esencial: sin la posibilidad de cuestionar y re-matizar los contenidos curados por otros, el proceso perdería gran parte de su valor

  • Los creadores de los Contenidos ganan con la Curación de Contenidos ética

Cuando la Web 2.0 y las plataformas de “contenido auto-generado” como Youtube o WordPress nacieron, el gran debate fue si ello beneficiaría a los propietarios de los Contenidos. Desde entonces, la inmensa mayoría de estos “propietarios” han comprobado que sí, tener tus contenidos repartidos por foros, blogs, páginas web y por supuesto redes sociales no es algo bueno sino algo fantástico. Las redes sociales se han convertido en una gran fuente de tráfico, rivalizando con las búsquedas, y resulta imposible escaparse de ver los botones de compartir posicionados estratégicamente en las webs y blogs.

Desde este punto de vista, la Curación de Contenidos es un potenciador: en vez de un simple “me gusta”, el curador de contenidos añade un poco (o mucho) valor al Contenido original con su interpretación y contextualización.

Scoop.it ha sido conocido por generar tráfico y valor a los creadores de contenidos desde el mismo momento de nuestro lanzamiento y recibido el agradecimiento de numerosos creadores por estar entre sus mas importantes fuentes de tráfico. Igual pasó con la estrella rockera del blog Mark Schaefer y con plataformas de contenido como Slideshare, que se interesó en convertirse en socio nuestro.

  • Un sistema basado en el WIN-WIN-WIN

Win-Win de la Curación de Contenidos

Por ello la Curación de Contenidos ofrece una sustanciosa simbiosis entre los curadores, los lectores y los creadores. Los primeros añaden valor a su audiencia procesando los últimos trabajos publicados. Los lectores se benefician al disfrutar de unos contenidos “mejorados”. Los creadores reciben mas visibilidad y tráfico.

Pero esta beneficiosa situación con WWW depende de que se mantenga el equilibrio y aquí habría que hacer una serie de observaciones …

WWW, en el ámbito de la #ContentCuration, NO significa World Wide Web Clic para tuitear

  • La Curación de Contenidos solamente genera tráfico si se respetan los enlaces originales; este es un detalle trivial pero absolutamente esencial.

Desde luego, este asunto NO ES nada trivial. La fagocitación de Contenidos ajenos y la búsqueda de un protagonismo injustificado es una de las prácticas mas deplorables que hoy día nos podemos encontrar.

  • La Curación de Contenidos puede rozar el plagio; si se copia todo el contenido original se puede terminar disuadiendo al lector de ir a buscarlo. E incluso sin llegar a copiar el 100% puedo llegar a disuadir a mis lectores de hacerlo (de la misma manera que contar a tu familia o amigos el final de una película se la estropea y dejan de ir a verla)

Algo de lo que deberían tomar nota ciert@s “top bloggers” muy reconocidos, tal vez reconocidos en exceso, puesto que su “expertise” deriva de la reproducción sistemática (discrecional o automatizada) del trabajo ajeno.

Reproducir algo no significa tan siquiera entenderlo; y no es una muestra de buen criterio, por mas medallitas que se cuelguen.

  • Si los curadores de contenido no otorgan el crédito debido a los creadores, estos últimos pierden una parte importante del beneficio: sí, recibirán el tráfico, pero no la visibilidad.

Llevados a extremos, ni tan siquiera el tráfico, por desgracia.

A partir de aquí, el artículo comienza a hablar de las ventajas y los pros de la Curación de Contenidos con su plataforma, Scoop.it.

No voy a seguir traduciéndolo, quien quiera puede acceder a través de este enlace al artículo original y hacerlo.

Scoop.it! Content Curation Curación de Contenidos

Primer millón de usuarios de Scoop.it

No sigo no por no ser datos interesantes (nos hablan por ejemplo de los enlaces do-follow, atribución, automatización, … detalles importantes) ni por falta de interés en ella:

  1. Soy usuario de Scoop.it desde prácticamente mis inicios en el mundo del Marketing Digital y en mas de una ocasión lo he contado.
  2. Además de que me autodefino como content curator y dentro de mi rutina se encuentra el uso de Scoop.it, entre otras plataformas.

    Cuchareteando con Scoop.It content curation para empresas

    Cuchareteando con Scoop.It

Lo hago porque considero que el discurso realmente relevante de este excelente artículo sobre la Ética de la Curación de Contenidos no se encuentra ahí, sino en los conceptos transmitidos en la primera parte.

No cabe ninguna duda de que el principal interés de un Content Curator que lo sea de manera profesional, es obtener un beneficio, normalmente económico, de su labor (de manera directa o indirecta como valor añadido a su labor profesional); desarrollando un tesón, un criterio y una capacidad de contextualización que le permita dirigir los contenidos curados a un público concreto.

Ojo: no siempre la interpretación (contextualización) mas perfecta y purista es la mejor, a nivel profesional; lo es la que mejor se adecua a tus objetivos y los de tu cliente, sin faltar a la verdad.

La mejor contextualización es la que mas se adecue a tus objetivos, sin faltar a la verdad. Clic para tuitear

Content Curation Curación de Contenidos

 

Pero esta función prioritaria, esencial, de gestión de la Curación de Contenidos con una finalidad económica, profesional y/o empresarial – los curadores de contenidos tenemos el vicio de comer 3 veces al día – conlleva un riesgo importante: no contempla la ética de la Curación de Contenidos.

Y esto nos lleva a situaciones en las que por premura, ignorancia o mala fe, se rompe la cadena del reconocimiento; desde citas cogidas a saco y auto atribuidas (“yo siempre digo que .. FRASE PEGADIZA DEL GURÚ DE TURNO ..”), hasta blogs enteros repletos de artículos plagiados en sus 3/4 partes del texto, o diluvios de infografías, presentaciones, obras ajenas colgadas sin un mísero enlace de reconocimiento a la fuente original; desde lo insulso e inocente (lo primero) hasta algo mucho mas pernicioso para todos por lo poco ético de su práctica.

Sin embargo, y mas allá de los criaderos de ego en los que se han convertido estos blogs, independientemente del éxito alcanzado por cada uno, ¿tiene esta situación alguna proyección económica a largo plazo?. Desde el falso gurú hasta el patán, ¿es posible que afecten de manera significativa al “ecosistema” de los Contenidos?

Personalmente, creo que no; no son ellos y ellas quienes gestionan el ecosistema, sus volúmenes son ridículos en comparación con la masa total y por tanto su “mala praxis” casi intrascendente. Poco ética, pero irrelevante.

Es sobre los hombros de aquellos y aquellas que diariamente buscan, leen, evalúan, encauzan, interpretan y redistribuyen los contenidos curados para sus empresas, clientes o marcas personales sobre los cuales recae la responsabilidad de mantener el ecosistema fuerte y sano.

Volviendo a la reflexión de Decugis, a los Curadores de Contenido “el proceso les permite generar contenido semi-propio de manera mas rápida que si tuvieran que hacerlo desde cero”. Un Contenido del que en otras circunstancias probablemente, por falta de talento o tiempo, no podrían disponer.

Y, por otro lado,  “si los curadores de contenido no otorgan el crédito debido a los creadores, estos últimos pierden una parte importante del beneficio”. Una pérdida que podría ser suficientemente relevante como para desequilibrar el sistema y desincentivar la creación de Contenidos libres y públicos, o para promover el establecimiento de medidas (legales o no) que limiten la práctica de la Curación de Contenidos. ¡Vaya broma!!

Para un Curador de Contenidos quedarse sin fuentes es más dramático que quedarse sin lectores. Clic para tuitear

Por ello, no debemos consentir que el ecosistema se desvirtúe, debemos abogar por que todos los actores sigan ganando:

  • Los Creadores de Contenidos, visibilidad.
  • Los lectores, Contenidos “mejorados”
  • Y nosotros, una base sobre la que trabajar de la que sin una Curación de Contenidos ética probablemente no podríamos disponer.

¡Saludos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *