post

Hablando de las cosas que hacemos en verano, cosas diferentes, curiosas, formativas o lúdicas .. hoy voy a hablar hablar de la excelente ruta que Diego Santos nos ofreció por Málaga, dentro del curso co-organizado por la UNIA y el Museo Carmen Thyssen , “Construcciones y Deconstrucciones del Turismo”.

Del curso en sí mucho podría decir, aunque poco vaya a hacerlo hoy: los profesores de la Universidad Internacional de Andalucía son grandes profesionales y así nos lo demostraron en sus ponencias; desde el deporte hasta la comida, pasando por el arte; redes sociales y mapas de calor, ciudad inteligente y tecnología, turismo cultural y tradición, pasamos por todas las áreas imaginables del turismo actual, pasado o potencial de la Costa del Sol.

Tampoco se quedó atrás la visita guiada por la Exposición Temporal “Días de Verano. De Sorolla a Hopper que disfrutamos de la mano experta de Lourdes Moreno (la mismísima Directora Artística del Museo), pero teniendo la posibilidad de remitiros a la misma Lourdes para que os la explique a través de sus Storify, eso es justo lo que voy a hacer:

Es decir: yo voy a hablaros aquí única y estrictamente de la ruta; argumentos no me faltan, realmente:

  1. Porque la ruta está a la vista de cualquiera por todo el centro de Málaga 😉
  2. Porque quien quisiera saber lo que Inmaculada Martin Rojo, Fernando Bayón, Jimmy Pons, Lourdes Moreno o Enrique Navarro nos tenían que contar debieran haber asistido al curso 😉 😉
  3. Y porque la mejor manera de conocer lo que ofrece el Museo Carmen Thyssen de Málaga, es ir al Museo Carmen Thyssen de Málaga y disfrutar de él 😉 😉 😉

Dicho lo cual, os cuento que … la ruta, “Itinerario breve por la arquitectura del relax, estaba programada el viernes 10 de julio, casi hace dos meses ya, a las 9 de la mañana.  Partiendo desde el aula de formación perteneciente al Museo, en Calle Compañía, donde recibimos una charla de Diego, introductoria a la salida en sí misma.

 

Sobre el guía de nuestra ruta, Diego Santos, un artista malagueño peculiar de reconocido prestigio, os podría contar sobre su obra y milagros, pero no lo voy a hacer; tan solo voy a citar la definición que de el nos da Tecla Lumbreras (profesora de la UMA y experta en arte):

Diego es un Google, un buscador, que va encontrando objetos en ese azar objetivo para elaborar sus construcciones. Los objetos están ahí para que Diego haga sus piezas, creando pequeños universos a través de la obra de Duchamp, los dadaístas o los surrealistas, al igual que hacían los apropiacionistas.

En cuanto al “Art Deco”, ¿quien soy yo para darle una definición?. Podría deciros que es un estilo artístico acomodaticio, que aprovechaba los elementos del entorno y se adueñaba de ellos, que se desarrolló fundamentalmente en la segunda y tercera década del siglo pasado, aunque dio coletazos hasta cerca de mediados del Siglo XX, y que se desarrolló especialmente en la arquitectura, dejando piezas y recuerdos en casi todas las capitales occidentales.

Pero poco mas; aquí se debiera aplicar el dicho de “zapatero a tus zapatos“, y como ni soy ni artista ni tampoco estudioso del arte, sino tan solo, en estos ámbitos – como en muchos otros – un curioso indomable y amante de mi tierra, eso es precisamente lo que voy a hacer: limitarme a contar mi (nuestra) experiencia deambulando por Málaga, guiados por Diego y contemplando algunos de los ejemplos de este estilo arquitectónico en nuestra ciudad.

A las 10 de la mañana partimos del Museo, por Calle Compañía, dirigiéndonos hacia la Plaza de La Constitución.

  1. Nuestro primer punto a visitar se encontraba en Calle Cister, un edificio obra de Antonio Palacios (1927).
  2. En segundo lugar, nos dirigimos a Calle Alcazabilla, al edificio obra de Enrique Atencia Molina, construido entre 1945 y 1948.
  3. Tras ello y a unos pocos metros encontramos el Cine Albeniz (1945), ejemplo típico de cine de Estilo Californiano.
  4. Dirigiéndonos a Calle Granada desde la Plaza de la Merced, hallamos la Farmacia Bustamante, a mano derecha.
  5. Marcha atrás, volvimos a la Plaza de la Merced y nos fuimos a Calle Álamos, donde encontramos varios ejemplos de “Racionalismo Decó”
  6. Tras este punto, nos dirigimos a la Alianza Francesa de Málaga, donde se encontraba expuesta la obra de Diego, en la exposición que daba nombre a nuestra ruta: Relax, Mon Amour, Málaga – Tánger. Obviamente la nuestra estaba siendo tan solo una visita parcial a una de las dos rutas que conformaban la exposición.
  7. Tras la visita a la exposición, a la que dedicamos aproximadamente 20 minutos, Diego nos acercó al Teatro Echagaray (1932), obra de Manuel Rivera Vera, introductor del Modernismo en la ciudad de Málaga. Son un clarísimo ejemplo de Art Decó las vidrieras del Teatro que podéis ver en algunas de las fotos que adjunto.
  8. Tras el Teatro Echegaray, nos dirigimos a la Plaza del Siglo; el edificio donde se ubica la emblemática oficina de Unicaja, es obra de Juan Jauregui Briales y otro ejemplo de Art Decó en la capital de Málaga.
  9. Justo a la espalda de donde nos encontrábamos, al otro lado de la Plaza del Carbón, hallamos en Calle Granada 25 una construcción obra de Jose Joaquín Gonzalez Edo, de estilo Racionalista, construída entre 1940 y 1943.
  10. A pocos metros de allí y bajando unos metros hacia la Plaza de la Constitución a través de Calle Granada, nos encontramos con la Farmacia Mendez, obra también de Enrique Atencia Molina, entre 1950 y 1952
  11. Desde allí, y echando un vistazo lejano (lejanísimo) a otro de los edificios emblemáticos de Málaga, La Equitativa, desde la Plaza de la Constitución, Diego nos llevó al que mas me impactó de todos los ejemplos de Art Decó que nos mostró al alcance de la vista de todos los transeuntes: El “Edificio de la Pajarita” (de principios del S. XX y de autor desconocido).

El hecho de mi sorpresa en este último punto de la ruta, no se debió simplemente a lo atractivo del estilo del edificio, que también; sino a lo obvio y sin embargo tan desapercibido del diseño que le daba el sobrenombre de “La Pajarita”.

Relax Mon Amour Ruta por Málaga curso UNIA - Thyssen Málaga

Tras ello nos dirigimos de vuelta al Museo Carmen Thyssen para asistir a la charla de Enrique Navarro.

Pero yo me quedé con algo mas, aparte de un ejemplar de la obra de Diego y la satisfacción de la visita realizada: me quedé con la curiosidad y las ganas de seguir aprendiendo cosas sobre esa ciudad que me vio nacer y que me sigue sorprendiendo, por lo bonita, luminosa, alegre, multicultural y llena de rincones desconocidos.

 

Galería de fotos de la visita:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

 

One thought on “Itinerario breve por la arquitectura del relax

  1. Pingback: Itinerario breve por la arquitectura del relax ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *